El Festival apuesta por la accesibilidad con la disponibilidad de mochilas vibratorias y bucles magnéticos para los asistentes con diversidad auditiva y con un servicio de traslados para personas con movilidad reducida

Alcazaba Festival ya ha vendido más de 18.000 localidades para sus tres conciertos programados: Leiva, este jueves; Robe, el viernes, y Fondo Flamenco, que actuará el sábado. Se trata del mayor número de entradas vendidas de forma anticipada en las cuatro ediciones que se han celebrado hasta ahora. Así lo ha manifestado Carlos Lobo, director del Festival, en la presentación del evento realizada esta mañana en las Casas Consistoriales. “Ya podemos dar la noticia de que será la edición con más asistentes. Hasta ahora se han vendido más de 18.00 entradas por adelantado y aún quedan para los tres conciertos”, ha anunciado Carlos Lobo, quien ha estado acompañado por la secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas; el alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, y el concejal de Turismo de la capital pacense, Francisco Javier Gutiérrez.

“Estamos muy ilusionados con la vuelta a la normalidad de este año, pero sobre todo con la respuesta del público”, afirma Lobo. El promotor del evento ha asegurado “que aún se pueden adquirir entradas”, tanto en la taquilla web como en la física que se abrirá todos los días, un par de horas antes de cada concierto.

En cuanto a las novedades, además de la eliminación de la restricción de aforo de la pasada edición, el Festival recupera su formato original como festival de música, patrimonio y zona de restauración, contando con zona de restauración y veladores.

El cartel de Alcazaba Festival 2022 está protagonizado por el único concierto que Leiva ofrecerá en Extremadura y que abrirá el evento el próximo jueves; el extremeño Robe, el viernes 22, en el que será el primer concierto del placentino en la capital pacense, y por la participación del trío andaluz Fondo Flamenco, que ofrecerá un recital único en Extremadura en esta temporada y que forma parte, además, de la gira de despedida de los sevillanos. En este sentido, desde la organización se entiende que se trata de “tres conciertos únicos, para tres tipos de público diferente es precisamente donde radica el éxito de Alcazaba, que supone también un éxito de ocupación hotelera para Badajoz”.

Refuerzo de la accesibilidad

Alcazaba Festival se presenta este año con importantes novedades respecto de la accesibilidad. Por un lado, en colaboración con Cruz Roja, se pondrá en marcha un servicio de traslados para todas aquellas personas con movilidad reducida que lo deseen. Este servicio se hace con una furgoneta adaptada que estará disponible desde la Puerta de Carros hasta el arco de entrada de Alcazaba Festival de manera continuada.

Por otro, con la colaboración de la empresa Audiosigno, Alcazaba Festival será accesible para las personas con discapacidad auditiva. En este sentido, en la entrada al recinto se situará un punto de accesibilidad dónde se ofrecerán mochilas vibratorias para aquellas personas que no tengan rastros de audición, y bucles magnéticos para usuarios de audífonos o con implantes cocleares.

Estos dos materiales de apoyo ofrecen la posibilidad de que una persona con discapacidad auditiva pueda disfrutar de los conciertos en igualdad de condiciones que el resto de las personas. El servicio se ofrece de manera gratuita en los tres conciertos y para utilizarlo sólo hay que acercarse al punto accesible que estará situado en las cercanías del arco de entrada al festival, dónde personal especializado lo colocarán al usuario, que deberá dejar su DNI como fianza hasta la su devolución al finalizar el concierto.

“La música es un lenguaje universal y por eso debe ser accesible a todos. Estas medidas son ya marca de la casa y estamos muy orgullosos de haber sido los primeros promotores en ponerlo en marcha en la región con muy buenos resultados y mejor aceptación y este año teníamos, por compromiso y convicción, que ofrecerlas en Alcazaba Festival”, asevera Carlos Lobo.