12.000 personas disfrutan de la primera edición del festival celebrado en la alcazaba árabe, según datos de la organización. El espectáculo  Love the 90’s Forever Young alcanzó los 8.000 espectadores y el concierto de Ara Malikian llenó 4.000 butacas

Badajoz cerró en la noche de este sábado la primera edición del Alcazaba Festival con un “éxito rotundo”, según han indicado los promotores del evento en nota de prensa. El certamen que cubre el hueco de la edición pacense de Contempopránea, la cual se celebró entre 2014 y 2016 en el recinto abaluartado del Cerro de la Muela, llenó al completo el aforo en su primera noche con un espectáculo nunca visto en Badajoz hasta la fecha.

Con el Alcazaba FestivalBadajoz ya cuenta con un macrofestival de identidad propia que vivirá futuras ediciones en un entorno único e inigualable. Cierra además el vacío en la programación que dejó Contempopránea tras la reducción de subvención al festival de música independiente por parte de la Junta de Extremadura en 2017. En aquel momento, la Secretaría General de Cultura del gobierno regional comunicaba que “había planteado al ayuntamiento pacense varias propuestas para organizar en la ciudad un nuevo festival con entidad propia que pusiera en valor el espacio histórico de la Alcazaba”. Aludía al escaso retorno de la inversión realizada en las tres ediciones del festival celebradas en la ciudad como motivo para echar el cierre a la sede de la capital y mantener únicamente su ubicación original en Alburquerque.

La fiesta y la calma

En esta primera edición, el festival ha contado con dos estilos muy diferentes con los que el público de Badajoz ha podido disfrutar de un montaje técnico espectacular. Más de cien personas han trabajado durante toda la semana para poner en marcha una producción en la que ha destacado un escenario de más de 40 m de longitud que, prácticamente, ocupaba todo el ancho de la explanada situada en lo más alto de la Alcazaba.

Si el viernes el espectáculo ‘Love the 90’s’ llenaba el recinto de espectadores para comprobar que el tiempo pasa para todos por igual, en la noche del sábado el violinista Ara Malikian cerraba el primer certamen del festival con su particular mezcla de música actual, clásica y danzas populares, aderezadas con el toque de su mágico violín.

El viernes, la fiesta llenaba la noche presidida por la luna de sangre con un concierto que hacía subir al escenario a OBK, Rozalla, Double You, Whigfield, Chimo Bayo o Paco Pil, entre otros.

El sábado llegaba la calma con el violinista libanés quien presentaba su espectáculo “The Incredible World Tour Of Violin”, nombre de su gira con la que ha triunfado en los mejores teatros nacionales y en parte del extranjero.

Un debut de éxito para una propuesta que llena un hueco en la agenda cultural de Badajoz y que, de mantenerse en la misma fecha en posteriores ediciones, completará cada año un mes de julio con cuatros festivales en la ciudad: Flamenco y Fado, Folclórico, Ibérico de Cine y este nuevo, Alcazaba Festival.

Deja un comentario