La nostalgia más popera llegó anoche al Teatro Romano de Mérida de la mano de los secretos que hicieron un repaso a sus 40 años de carrera musical en un formato de sexteto acústico, con el que repasaron algunos de sus grandes éxitos y en el que también mostraron temas de su nuevo trabajo ‘Mi Paraiso’.

En el marco de la gira ‘De Vuelta’, ideada en plena crisis sanitaria para hacer recitales “con los que demostrar al mundo que la cultura puede ser segura”, según palabras del propio Álvaro Urquijo, uno de los grupos más destacados de la movida madrileña se presentó sobre la arena del Teatro con un formato más que acertado: Álvaro Urquijo, Ramón Arroyo y Txtetxu Altube con las guitarras acústicas, Juanjo Ramos en el bajo, Jesús Redondo en el piano y Santi Fernández con un cajón, que han posibilitado además que el grupo recupere “canciones que hace mucho que no nos acompañaban” en conciertos en directo.

La noche comenzó por el principio de los 80 con ‘No me imagino’, que dio paso al tema que da nombre a su nuevo trabajo ‘Mi paraíso’ y una sucesión de históricos como el ‘No vuelvas nunca más’, ‘La calle del olvido’ o la versión de la casi centenaria ‘Échame a mi la culpa’, mezcladas con temas de su último trabajo como ‘Si pudiera parar el tiempo’ ‘Escrito en el corazón’ o Párpados pintados’, y, por supuesto, impregnadas del inconfundible sonido Los Secretos.

Con ‘Aunque tú no lo sepas’ llegó la parte más nostálgica. Temas como ‘Ojos de perdida’, ‘Dejamé’ o ‘Quiero beber’, que Los Secretos han convertido en patrimonio de la música española de todos los tiempos, los sabineros ‘Ojos de Gata’ y ‘El Bulevar de los Sueños Rotos’ y, por supuesto, la siempre presente memoria de Enrique Urquijo con ‘Te he echado de menos’, ‘Agarráte a mí, María’ o la renovadísima y versionada una y mil veces ‘Pero a tu lado’ convertida ya en unos de los himnos nacionales de la crisis sanitaria.
Una velada calurosa, nostálgica que con su sobria iluminación Sobre el Teatro se convirtió en perfecta para celebrar la Noche del Patrimonio.

Estatuilla

La entrega de la Stone M se ha convertido en un acto imprescindible en la celebración del festival de música emeritense pero este año, con el simbólico homenaje que Stone&Music Festival les hace a las entidades que han estado trabajando en los meses más duros de la pandemia han hecho que cobrase más sentido. Los Secretos recibieron anoche la estatuilla elaborado por los artesanos emeritenses de Terracota por parte de la secretaria del colegio de enfermeros de Badajoz, Manuela Macías.

Deja un comentario