La banda colombiana hizo un alegato a favor del ecologismo y el cambio climático acordándose de los incendios que están azotando al Valle del Jerte y la Vera

Noche de ritmo y confesiones. La banda colombiana Morat hizo vibrar al público del Teatro Romano emeritense con sus ritmos pegadizos y sus hits más conocidos, pero también con sus mensajes. Primero tuvieron agradecimientos para el esfuerzo organizativo de Stone&Music en medidas de seguridad “porque da mucha esperanza ver que se puede, que podemos seguir disfrutando de la industria musical, todos con nuestras mascarillas y siendo responsables con las medidas de seguridad del festival”.

Segundo, porque entre sus mensajes a favor del ecologismo y en contra del cambio climático, se acordaron de los afectados por los incendios que están arrasando la Vera y el Valle del Jerte: “Este concierto va para ellos, que (los incendios) están muy duros, están muy difícil”.

En medio, una hora y media de canciones coreadas, de principio a fin, por los incondicionales de Morat que mezclaron sus temas nuevos con sus éxitos más conocidos, arreglados y versionados para esta mini gira por España como ‘Cuando nadie me ve’, ‘Bajo la mesa’ o ‘Mi suerte’.

La banda regaló grandes momentos en el monumento bimilenario, al que adularon en varias ocasiones, llegando a decir que habían cumplido un “sueño”.

El respetable disfrutó de cada tema y, como si de un lance torero se tratará, entró al trapo -linternas de móvil en mano, palmas o brazos arriba- en cada invitación de los bogotanos, que sin duda supieron ir caldeando el ambiente para que, casi al final del concierto, estallará la locura general entre los asistentes con los archiconocidos ‘Como te atreves a volver’, ‘Amor con hielo’ o ‘Besos en guerra’.

Estatuilla

Antes del espectáculo, la banda recibió la tradicional escultura STONE M, de los artesanos emeritenses de Terracota, que el festival entrega antes de cada concierto. En esta edición, como ya ocurrió en el concierto de Pablo López, la entrega de la estatuilla, corre a cargo de otra de las entidades que ha trabajado en los meses más duros de la crisis sanitaria. Un doble homenaje, al artista y la entidad encargada de entregar el obsequio, en esta ocasión ha sido Manuel Molina por parte de Cruz Roja.

Pastora Soler

Stone&Music Festival culminará su primer fin de semana con Pastora Soler que vuelve para llenar el Teatro Romano de Mérida con su impresionante voz. Las medidas de sanidad están garantizadas durante todo el festival con reparto de mascarillas, hidrogel, cámaras termográficas en ambas entradas del teatro y alfombras desinfectantes para los pies. Además, cada día, antes de comenzar la función, se lleva a cabo la desinfección de la sala esparciendo antivírico en cada asiento del monumento.

Deja un comentario